CONSEJOS EN EL CAMBIO DE BALATAS

 

  1. Use la fricción correcta. Si el vehículo de planta fue equipado originalmente con balatas cerámicas, es recomendable usar balatas cerámicas de alta calidad o en su defecto utilice las de cerámica de grado medio. Sí, su cliente conduce en tráfico intenso de ciudad, use balatas semi-metálicas de alta calidad.
  2. Remplace los herrajes. Muchos calipers modernos utilizan clips de apoyo rígido. Estos clips empujan la balata en una cierta dirección que minimiza la vibración previniendo el ruido en los frenos. Los herrajes no duran para siempre, reemplazarlos después del primer trabajo de frenos.
  3. Es indispensable rectificar los rotores apropiadamente dándoles un acabado liso no direccional. Debe limpiar minuciosamente el oxido acumulado en el hueco interior del rotor, para maquinarse; se debe montar el disco en un torno con cero desgaste. En la pasada final realice un corte fino y muy lento , aplique un acabado no direccional con una lija o con las herramientas adecuadas. Por ultimo lave el rotor con agua y jabón y séquelo con una toalla de papel.
  4. Abra los tornillos de purga cuando regrese los pistones del caliper. La  contaminación en el fluido de frenos causa corrosión en el sistema. Esta corrosión se aloja en los calipers. No regrese la contaminación al costoso sistema hidráulico de frenos. Abrir el tonillo de purga ayuda a sacar las basuras por el purgador. Esto también evita que el cilindro maestro se sobre-llene.
  5. Inspeccione y limpie los sensores de rueda como parte del trabajo de rutina de frenos. Esto ayudará a prevenir falsas activaciones del ABS
  6. Desensamble el caliper para poder limpiar todas las partes de deslizamiento y contacto de la balata. Limpie los pernos del caliper y asegúrese de limpiar los orificios en donde están instalados. Use grasa especial para frenos para lubricar todos los puntos de contacto de metal con metal.
  7. Dé servicio a los frenos traseros en vehículos con tracción delantera. Muchos vehículos de tracción delantera sufren desgaste excesivo porque los frenos traseros se desajustan después de los 5 800km (3500millas). Haga parte de su trabajo de frenos: desmontar los tambores, eliminar el polvo, limpiar, ajustar y lubricar los frenos traseros.
  8. Limpie profundamente las mazas y la superficie del rotor que hace contacto con la maza. Use un torquímetro al momento de montar y apretar las ruedas. Este procedimiento prevendrá que se desarrolle un pedal pulsante.
  9. Sugiera un cambio de líquido de frenos sí el auto tiene más de tres años. Ya existen muchas formas de probar el líquido de frenos en el mercado. Muchos vehículos nuevos tienen un sistema hidráulico complejo en el ABS y en el sistema de control de tracción, poner líquido de frenos nuevo y cambiar el usado nos asegura una larga vida para estos componentes.
  10. Asiente apropiadamente las balatas. Circule el auto dando unas vueltas de prueba. Usted no tendrá reclamaciones cuando dedique 10 minutos asentando las balatas nuevas y revisando su trabajo antes de devolver el vehiculo a su cliente.